miércoles, 20 de agosto de 2014

Mensajes de antes y después de la meditación 663, dictada el día 9 de agosto de 2014.

Guardianes del Universo.

Mensajes de antes y después de la meditación 663, dictada el día 9 de agosto de 2014.

Mensaje antes de la meditación:

Cuando nosotros vemos que existe fe, deseos totalmente de triunfar, no solamente de recibir, sino de dar, porque el sueño de ustedes es vivir mejor en un mundo nuevo, en un  planeta digno para los seres que lo habiten, un lugar en el que exista la paz auténtica, en la que no existan las enfermedades, donde los niños crezcan sanos, libres, sin prejuicios, sin fronteras, sin discriminaciones, tal y como nosotros vivimos en nuestros mundos.

Nosotros somos seres que tenemos nuestros mundos tan perfectos que naturalmente en ellos todo es paz y armonía. Habiendo logrado por nosotros mismos esa paz, el Padre nos dio el poder que tenemos para poderlo repartir en el lugar en él que reina que es el Universo mismo. Vida es lo que nos dio, no lo olviden, y vida es una, eterna, todos somos eternos. No hay nadie que digan: “Algún día voy a desaparecer”; porque eso no es verdad. Todo ser que existe va a vivir eternamente. Primero, empezó en un tiempo muy lejano cuando empezó a aprender a formar su cuerpo, a formar su mente, a crear por sí mismo, a usar un vocabulario que les permitiera entenderse unos y otros, a conocer el lugar en donde estaban, pero naturalmente, como nosotros sí logramos darnos cuenta de lo maravilloso que era vivir en un paraíso, nosotros avanzamos tan rápidamente, que por ello podemos decirles que nosotros no tuvimos nunca una caída, sí tuvimos algunos errores porque todo el mundo los comete, pero nunca una caída y nunca la maldad, esa no entró a nuestros mundos. Por ello es que ahora, que nosotros estamos en un Mundo en el que no existe la paz, no existe el amor, no existe algo que se llama “vida”, vida, pero realmente para conocerla… ¿quién sabe qué sucede cuando se deja el cuerpo?, hay mitos e ideas: que existe el alma, que han visto espíritus bajando, que se han aparecido algunas almas; entonces tienen la idea de que sí, claro que existe otra vida, pero lo que realmente ustedes ven no es muy agradable.

Nosotros queremos que sepan que el Padre le destinó a todos sus hijos un lugar maravilloso para seguir hacia delante. Que se han equivocado aquí, bueno, los errores han sido terribles durante muchos siglos, ni si quiera podemos decir que encontramos algún tiempo en el que hubiera paz auténtica. Siempre salían los guerreros, siempre salían las personas que decían que se sentían superiores, siempre empezó el reinado que eso fue uno de los peores errores, y nosotros siempre vimos que había quienes se sentían superiores y humillaban a sus semejantes y se dejaron humillar, porque eso es lo más triste, porque si no se acepta que alguien les tenga que dirigir todo lo que hagan mal hecho, pues entonces no se haría todo lo que ha sucedido. Ejércitos completos sirviendo a un ser que lleno de soberbia cree que puede gobernar todo un país, bueno, al principio eran aldeas, después se convirtieron en países y se convirtió todo en un lugar en el que la sangre se derramó continuamente. ¿Por qué?, ¿qué le pasó al ser humano?, ¿qué sintió el ser humano cuando empezó a hacer tantas cosas tan terribles como fue precisamente el hecho de llegar a destruir una vida, ¿por qué?, ¿qué les hace pensar que en algún momento podían tener una razón?, no hay ninguna razón para destruir, no hay ninguna razón para truncar una vida, la que sea. Pero empezaron a aprender a hacer cosas que no estaban dentro de las leyes divinas del Padre, fue cuando naturalmente, empezó a enseñorearse sobre la Tierra un ser de muerte que planeó quedarse con este planeta como se quedó con otro en otro tiempo, pero naturalmente no contaba con que nosotros íbamos a estar pendientes de todo lo que sucede aquí, pero no logramos lo que pensábamos lograr. Fue difícil, muy difícil acercarse al hombre, porque eso de que todo lo divinizan, todo lo transforman en sus creencias, se dividen hasta para tener fe en Dios y empezaron a formar un montón de Dioses porque cada parte de la naturaleza que les impresionaba tenía que ser un Dios el que lo regía y no se les ocurría pensar que una sola mente podría haber creado tantas cosas y tantas maravillas. ¿Quién los confundió?, pues vamos a echarle la culpa al ser de muerte para que no se digan todos - somos culpables del todo, pero naturalmente sí son culpables por haber escuchado y no usar su razonamiento para decirse: Soy un ser que piensa y que solamente en el amor encuentro la paz. Porque definitivamente quién no reconoce que en el amor encuentra la paz, entonces creo que está bastante desviado.

Vamos entonces a trabajar mucho, toda una humanidad confundida, toda una humanidad dividida, toda una humanidad en la que no se conocen unos a otros porque ni si quiera en un país pueden decir que están unidos para algo realmente loable, porque hasta para las religiones se dedican a amenazar con el fuego eterno, con el castigo divino si no obedecen las leyes que le se están imponiendo, ¿qué leyes son esas?, ¿leyes creadas por el hombre?, o leyes marcadas por un ser de muerte que se fue adueñado de la mente de los hombres y fue imponiendo su voluntad en todo lo que representa este Planeta. Pero, ¿por qué no cayeron todos?, pues porque ha habido quienes han podido más o menos pensar y después pues sí vinieron grandes Maestros y nosotros hicimos todo lo posible para que nos escucharan y nosotros nos aparecimos, recuerden que se los hemos dicho, cada vez que nos vieron nos pusieron por nombre: ángeles, arcángeles o dioses, y luego, luego caían de rodillas, nos divinizaban que porque nos veíamos diferentes, porque estábamos luminosos. Pero nunca quisimos ser superiores a nadie, nunca dijimos: “Tienes que obedecer”. Siempre hemos transmitido pensamientos de amor, pero han corrido los tiempos, se han acabo los tiempos, el planeta siguió su giró continuo y el sol siguió caminando para marcar el tiempo de los tiempos en los que tenía que haber el cambio definitivo, la evolución. La evolución auténtica, pasar ya de una dimensión a otra y saber que en esa dimensión se va a encontrar algo más grande todavía, más fuerte, más luminoso, más lleno de vida porque el Padre está siempre al pendiente de todo lo que ha creado.

Entonces, ¿qué vamos a poder hacer por esta humanidad?, bueno, ya lo dijimos varias veces, por la buena no entienden. Si nosotros ponemos, vamos a decirlo así, ciertas doctrinas, no impuestas, nunca nos ha gustado que impongan una ley, tiene que ser todo razonado, que les conduzca al amor, a la vida, no a la imposición y al temor. Y tristemente ya terminamos en este tiempo con que vamos a tener que atemorizar, porque no escuchan, no vemos paz, no vemos que hayan aprendido realmente de los Grandes Maestros, ni menos de un Maestro tan grande que… hay quienes dicen que: “Nada más porque fue crucificado y que por eso se les recuerda…” No lo conocen, no lo entienden, porque el dejó un mensaje maravilloso que pronto ya se va a dar a conocer completo, no hay más que una parte del mensaje de él, pero que maravilloso fue que no pudieron olvidarlo. Perduró durante 2000 años su presencia y ahora está cumpliendo con una ley divina: enseñar al hombre a creer. ¡Bueno!, a creer porque ven, no a creer porque escuchan, porque sienten, porque su mente les dice lo que es una verdad y lo que no lo es, porque pueden estar unidos para poderse respetar unos a otros, porque pueden unirse en parejas para formar hogares auténticos, no hogares que ahora cada vez duran menos tiempo, porque siempre terminan divididos, no se comprenden y no les dan a los niños la imagen de lo que es un verdadero hogar, mucho menos ahora que han sacudido la Tierra con las guerras, después de las guerras se rompió totalmente la idea del hogar. Ahora van a decir: “Si guerra ha habido siempre”, pues sí, pero hubo momentos en que parecía que se formaban familias y de un momento a otro el mal triunfó haciendo que ensoberbecidos unos hombres, atacaran a sus semejantes para decirles que son superiores y que podían destruirlos y someterlos y esclavizarlos, ¡ah!, porque la esclavitud ha sido lo más maravilloso que ha podido hacer el ser humano. Por ello es que ahora nosotros vamos a tener que usar un poquito el temor, si por temor entienden, que piense: ya llegaron, ya están aquí, quiénes son, si son los ángeles, ¡no!, los ángeles no traen naves, los ángeles tienen que llegar a atendernos, a servirnos, los ángeles son esclavos del Padre y esclavos de los hombres. Esa es la idea cuando dicen que el ángel no tiene libre albedrío, entonces no nos conciben como guerreros que auténticamente tenemos grandes familias y un conocimiento de muchísimos siglos de evolución y que no queremos tampoco decirles: “Ustedes se ven inferiores porque no les gustó pensar”. Entonces, buscando con sumo cuidado a las personas que tienen deseos de progresar, de amar y que entendieron el principal mensaje: Respeto a la vida, eso nos ha parecido increíble, encontrar mentes que acepten el respeto a la vida. Porque hay quienes dicen: “¡Bueno!, pero pues  me invitaron a comer y no voy a despreciar que me den un pollo” o “un puerquito” o “un borreguito”, todo lo que matan; no, sí lo tienen que despreciar porque nadie puede sentirse orgulloso de comerse un cadáver, por eso es que nosotros al ir eligiendo a las personas y vemos que nos responden y vemos que sí sienten amor por esos animalitos, sienten amor por sus hijos que no los quieren ver enfermos, ni violentos, porque al matar un animalito hay violencia, al someterlo, al criarlo, pues se supone que con amor, porque se le está dando de comer, pero encerrado para después tomarlo y matarlo con violencia y lo ven muy natural. Hacen fiestas, matando delante de todos a un animalito, torciéndoles el pescuezo a los pollos o simplemente haciendo que se sientan orgullosos de ver como matan a un marranito o a un chivito o a un borreguito, a una res que es impresionante, un animal tan grande y queda sometido por la voluntad del hombre.

Entonces, quiero que se den cuenta que si ya nos han escuchado todos los que lo han hecho por amor, porque muchos no lo hicieron por amor, muchos lo hicieron por la promesa tan maravillosa que les hicimos de un cambio, la promesa de que venía ya el tiempo en el que todo se convertiría en un verdadero paraíso, en el que se les iba a dar casas, trabajo, paz, tranquilidad, pero cuando hubo un tropiezo demostraron que no entendieron el mensaje, porque se fueron directamente a comprar sus tacos, su carne o simplemente como decían muchos: “¡Ya ven, no pasó nada!, ya pueden comer carne”. O sea, no entendieron el mensaje, pero se quedaron los que razonaron, los que determinaron que podían vivir amando a la naturaleza, amándose a sí mismos y preparándose porque tiene que haber un cambio, si no hubiera un cambio ¿a dónde le iba a conducir el futuro de este planeta?, a quedar hecho totalmente un desastre, no habría vida ya. Sobre todo ahora que inventaron sus armas más poderosas, pues iba a quedar devastado y yo creo que ahí sí, que si el mal se sienta orgulloso porque podía exterminar la vida de este planeta y llevarse a todas las almas, porque al estar atacando hay odio, cuando los atacan sienten odio por el enemigo, entonces esas almas pasan a ser poder de este ser de muerte. Por ello les digo, además le atinó el mal, en el último tiempo ya fue como un efecto desesperado hacer que se sintieran poderosos destruyendo al planeta, haciendo pruebas con un arma letal como son las pruebas nucleares y perforando todo el planeta por todos lados para sacarle algo tan esencial como es el amortiguador de la Tierra, contaminar todo el planeta y además dejarlo sin equilibrio. Entonces por eso se quejan de que la contaminación y que tienen que tener menos coches y no sé cuántas cosas, todos amontonados en una ciudad porque no saben cómo construir casas  más extensas, todo está convertido en un caos. Pero ya estamos listos para llamar al hombre, a todos en general, sean buenos, sean malos. Los buenos nos van ayudar precisamente para que se escuche el mensaje tal y como es, los malos pues esperemos que recapaciten porque si quieren seguir siendo malos porque hay quienes tienen arraigada la maldad, pues que se vayan con el ser de muerte al que quieren venerar. Es doloroso decirlo, porque es como si nos viéramos fríamente diciendo: “Pues se van a perder, que se vayan”. No, es muy triste, no nos gusta la idea de deshacernos de los hombres que no saben pensar y que acumularon maldad y ambición desmedida por ser los más poderosos. Oro, oro, ¡oro!, todo lo convirtieron en el oro, claro, no el metal porque eso ya se lo están acabando, sino en una forma específica donde pueden ser poderosos, -mientras más dinero tienes, más vales-, -si no tienes dinero, no vales nada-, y entonces los que pueden acumular oro van sometiendo a sus semejantes. Por ello les digo que estamos en el último tiempo. Dejamos pasar los siglos, nos llevamos muchas almas que supieron evolucionar porque sí las hubo naturalmente, que siempre ha habido gente buena, y muchas almas que estaban ya listas para pasar a otra dimensión quisieron trabajar para esta misión.

Un misión de suma importancia que realmente creó un Maestro que determinó que en una forma u otra podría devolver al Padre sus hijos, y todos los que están llenos de fe y esperanza van a darse cuenta que tuvieron un momento de lucidez, y pues tal parece que de sacrificio, porque venir a tener los problemas que tienen en la Tierra pues no es nada agradable, pero ya se van a acabar, no se preocupen. Ahora sí ya, vamos a limpiar la Tierra hasta lo más profundo de sus cimientos, vamos a hacer la selección perfecta, pero vamos a atemorizar, ¿por qué?, porque por lo menos pensando que ya no les vaya a tocar en la elección de seres humanos que puedan vivir un cambio, pues ya con eso tienen para estarse preocupando y entonces que se empiecen a arrepentir y que tengan temor, porque como les hemos dicho, van a tratar de utilizar sus armas contra las naves, van a intentar atacarnos, van a intentar decir que aquí los hombres de la Tierra son superiores, y van a ver que no pueden hacernos absolutamente nada, porque disparo que salga, disparo que será anulado. Y luego después van a ver que sí, ya les dijimos que vamos a subir a muchas naves a nuestras naves, o sea, muchas naves humanas, para que también muchos seres humanos puedan recibir todo lo que les queremos enseñar, pero los que realmente se han preparado van a subir atravesando una luz y van a recibir el premio y van a bajar llenos de amor para ser escuchados. Ruido, todo el ruido que sea posible, si con la guerra hacen tanto ruido, pues vamos a hacer ruido nosotros porque el mal cree que con eso triunfó. Están agazapados todos los seres de la oscuridad, felices porque tienen tomada a toda la humanidad, todos bebiendo su veneno del alcohol, comiéndose sus cadáveres y además, apenas estamos viendo que ya hasta niños han caído en las drogas. La droga sí es la destrucción peor que han podido inventar y eso lo saben y sin embargo caen, y además quieren ganar mucho dinero para por lo menos un tiempo ser poderosos, tener una residencia de lujo, y además con un arma en la mano, ser respetados; eso no es ser respetados, eso es ser odiados y temidos, pero por ello es que ya todo está listo.

Imagínense el cielo que empiezan a aparecer las naves, como hacen  las guerras aquí en la Tierra: empieza a poblarse el cielo de naves, pero entonces empiezan a correr porque se van a asustar, pero van a ver que lo único que enviamos es luz y que muchas personas van a subir y van a dar después un mensaje de esperanza a esta humanidad. Ya es el tiempo, por ello, yo les pido que quienes nos escuchan con tanto amor, hagan primero un examen de conciencia: ¿realmente dejaron de consumir muerte por amor y respeto a la vida, por amor al Padre que todo lo creó?,  y si ya están listos sintiéndose seres que realmente aprendieron a amar, entonces hay que prepararse que ya está todo listo para el Gran Movimiento, porque ya se cumplió el tiempo y el planeta no se puede quedar sin la alineación. Ya todos los planetas se están alineando y nosotros tenemos el compromiso con el Padre de que este planeta no se desintegre y de enviar al mal a sus dominios, para eso sí tenemos poder. Atemorizando a estos seres, los vamos a ir metiendo a las esferas, pero que no se lleven a tantos humanos porque ahorita los tienen atrapados totalmente. Así que no nos pidan clarividencia porque se llevarían el susto de su vida si empezaran a ver toda la cantidad de seres de la oscuridad que están subidos encima de los seres humanos, y sobre todas las cosas, mientras más elegante se ve una fiesta, más seres están gritando orgullosos de haberlos tenido bajo su poder. También en fiestas sencillas, pero todos aquellos que están embotándose la mente comiéndose a un muerto, tienen a un ser oscuro encima, eso no se los vamos a dejar ver porque se van a llevar un susto mayúsculo. Pero prepárense que ya estamos listos.

Este es un tiempo de cambios y el cambio está ya hecho y nosotros sabemos que contamos con ustedes, pero sí, hagan su examen de conciencia, que realmente no comen lo que llaman ¿“carne”?, ¿se oye prosaico?, porque aman la vida, aman a los animalitos, aman al Padre, se aman a sí mismos, aman su cuerpo y quieren ser partícipes de algo tan grande como es la misión que es la de salvar esta humanidad, y que el Padre nos llene de luz para poder ser triunfadores y no perdamos tantos humanos como perderíamos en este tiempo. Por lo menos que nos llevemos a otro planeta a muchos, pero que no se vayan a la oscuridad. Ya saben que esa es la finalidad, que no se vayan a la oscuridad.

Así que esta meditación que les vamos a dar, va a llevar consigo también todo nuestro amor. Y recuerden, todas las meditaciones que hemos preparado para que puedan recibir un conocimiento y en su mente penetre el amor y la fuerza que nosotros podemos transmitirles para que puedan sentir cómo nosotros estamos a su lado para darles vida.

Mensaje después de la meditación:

¿Qué representa para ustedes aun creer que viene el cambio? Y les digo un creer porque vemos que muchas veces hay mucha gente que se desanima: “¡Ay no pasa nada!, nos dicen cosas muy bonitas pero seguimos igual, seguimos con problemas económicos, seguimos viendo que todos en la casa o muchos lugares hay muchas rencillas, ¿qué es lo que pasa?, pero ¿por qué no nos quieren dar fecha?”  Recuerden que va a ser sorpresivo. Nosotros nunca hemos dado una fecha exacta porque recuerden que también, ustedes son de los que hablan demasiado, como pasó esta vez el 21 de diciembre del 2012, ¡ah, que catástrofe se armó por un cambio de tiempo!, que además no pudimos empezar lo que ya se tenía que hacer que era ir arreglando el planeta porque el mal tiene tomada la Tierra totalmente. Es una verdadera marabunta para que lo comparen, adueñándose de los seres humanos, y ustedes observen al resto de la gente, cuando dicen: ¿A cuántos conocen que no coman carne, que no beban alcohol, y que además estén unidos en familia? Además ahí está donde está otro de los problema, que muchos de ustedes sí tienen hijos que son mejores o que tienen hermanos que quieren convencer, pero recuérdenlo, no era posible que ese día fuera el definitivo, pero ya el definitivo está marcado. No es en un día, va ir sucediendo paulatinamente todo hasta que llegue el momento en el que quede la Tierra limpia y todos aquellos seres que aprendieron a amar puedan disfrutar de ese maravilloso Paraíso que vamos a formar. Porque descenderán las naves que tienen todo lo que tienen que vamos a poner en la Tierra, pero primero hay que arreglarlo, hay que limpiar los mares, hay que sacar toda la sangre derramada, hay que sacar toda la basura, hay que sacar todas las radiaciones, hay que limpiar hasta de virus porque están las enfermedades en una forma terrible extendiéndose por toda la Tierra, entonces todo eso lo tenemos que hacer nosotros, pero no crean que nos vamos a llevar unos años, ¡no!, eso va a ser rápido, tan rápido que se van a sorprender de cómo podemos trabajar a una velocidad impresionante.

Por ello, si ustedes han tenido fe, nos han escuchado, vienen: “¡Ay, a ver si ahora el Maestro nos dice algo que nos llene de alegría y nos dé una fecha!” La fecha está, que es de un momento a otro, pero ya, no crean que es un día de estos, porque por ejemplo si dejamos que los volcanes revienten, imagínense todo lo que va a suceder, y está temblando por todos lados porque se está abriendo la Tierra, entonces no podemos tardar. Por ello es que les digo, ya está todo listo y ustedes van a recibir con mucha alegría, lo sé, todo lo que representa nuestra presencia, porque con amor nos escuchan, con amor nos siguen, con amor obtienen sus mensajes y con amor van a poder transmitir este mensaje de esperanza para los seres que aman y que no les escuchan, no se preocupen, todos van a escuchar, de eso nos encargamos nosotros. Ahora, también nos dicen: “¿Por qué no han acabado con los rastros?”, va a ser algo muy impactante como se va a tener que terminar con esa matanza tan terrible que está haciendo el ser humano porque lo tiene que reconocer, y va a ser rápido, porque no podemos decir: “¡Ay, dentro de unos años!” ¡No!, pues dentro de unos años ya no quedó nada, ya se acabó el planeta y se acabó la humanidad y luego ya se están comiendo hasta unos a otros, eso sería terrible. Realmente no podemos esperar ya.
 Por favor, tranquilos, nada más hagan todo lo que les pedimos: su meditación, su paz interior. Sí se puede, aunque parezca difícil, sí se puede tener paz interior, porque es cuando se reconcilian con todos los seres que conocen y sienten que algún día les van a enseñar este camino porque sé que ustedes quisieran transmitírselo a todos los seres de su familia, amistades, a todos los que conocen, que conocen mucha gente buena, un poquito necia porque no quiere decir en un momento determinado que escucha pero van a escuchar, porque van a ver las carreras que van a pegar todos cuando vean el cielo cubierto de naves, cuando vean que van pasando unas y otras, y cuando se vean entonces a los cazas americanos y todo eso, estar disparando, que van a quedar impactados de ver todo lo que está sucediendo arriba, y van a ver si no van a escuchar. Sí vamos hacer mucho ruido, prometo que esto ya es ya, y que ya es de un momento a otro porque es el tiempo y el tiempo se cumplió.

Alaniso

Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 9 de agosto de 2014.

La meditación dictada este día, que es la número 663 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver sección “Eventos” – Lista de material.)

Transcripción: AHENA

martes, 19 de agosto de 2014

Mensajes de antes y después de la meditación 662, dictada el día 8 de agosto de 2014.

Guardianes del Universo.

Mensajes de antes y después de la meditación 662, dictada el día 8 de agosto de 2014.

Mensaje antes de la meditación:

¿Qué representa para ustedes decirse: Tengo una idea de lo que es vivir?, qué representa para ustedes decirse: Tengo una idea de lo que va a ser mi futuro, una idea porque he escuchado a los Maestros que nos dicen que vamos a vivir, que vamos a crear vida, que se va acabar todo el mal que hay en la Tierra, que nos van a dar la oportunidad de trabajar para el Padre y que nos van a dar la oportunidad de trabajar para un Gran Maestro como es el Maestro Jesús; entonces, ¿qué representa para ustedes hacer un compromiso como ese?, es un compromiso. Nuestro Maestro ya los tiene bien conocidos a todos y él dice que se siente orgulloso de tener pequeños grupos, pero que realmente están entregados a aprender, conocer una verdad que no es difícil entenderla. Amarse representa creer en sí mismo y representa amarse en todo momento, no permitir que otra persona les quite la ilusión de vida que tienen ahora, no aceptar que alguien les diga que todo lo que están viviendo es mentira porque no sucede nada; bueno, si esto fuera mentira, imagínense qué les esperaba: un planeta convulsionado por la violencia, enfermedades, dolor, traición, guerra y sobre todas las cosas, ya con todos los volcanes activos y con un peligro inminente de que pudiera romperse toda la capa que cubre la Tierra. La capa de ozono está delgada, nosotros somos los que la hemos conservado lo más que se puede, pero por eso ya los rayos solares son tan fuertes. Hemos intentado hacer que el hombre se dé cuenta de la destrucción que ha hecho, pero pregúntenles a los petroleros si van a dejar de destruir el planeta sacando petróleo: “¡No!, hasta la última gota que nos den unos cuantos millones de dólares o de euros o de lo que quieran, ¡no nos interesa lo que le pasa al planeta!” Bueno, eso es decir: No me interesa entonces, si voy a vivir o morir; “Bueno, pues si voy a vivir que viva yo millonario, si me voy a morir pues ya disfruté de los millones”, pero no se dan cuenta que al hacer tanto daño también hace daño a su alma. No conocen lo que es vivir, no conocen lo que es ser parte del Universo, no entienden en absoluto por qué nacieron, hacia dónde van, por qué tienen en este tiempo solamente un pequeño espacio de su eternidad, que tienen que trabajar con ese pequeño espacio de su eternidad sabiendo que tienen que hacer cosas que realmente les dignifiquen ante los ojos de los demás, pero más, ante sí mismos, para que el Padre se sienta orgulloso de haberlos creado. Y también que digan que no perdemos el tiempo enseñando porque… pues sí, ya hemos dejado ya mucho mensaje, hemos hablado, no estamos apareciéndonos porque no se trata de hacer todavía lo más espectacular, les digo “todavía”, porque tenemos que sellar con lo más espectacular todo lo que nosotros estamos realizando y naturalmente tenemos la obligación de hacer que el hombre escuche.

Ya son muchas las personas que se están metiendo a Internet, que están viendo cómo está el mensaje de cada viernes o cada día 9 o cada día de meditación, ya tenemos muchas gentes interesadas y muchos otros intentando meditar con los mensajes que pusieron en Internet, pero no se dan cuenta que es más profundo que el simple hecho de oír, hay que entenderlos, hay que conocer exactamente qué es lo que estamos enseñando y hay que darse cuenta que nosotros hemos puesto todo tipo de conocimientos que todavía no se han dado cuenta que existe. Por ello es que nosotros tal vez, como Maestros pues nos vemos un poquito elevados, hemos intentado ser lo más sencillo posible. Porque no se trata de dar conocimientos científicos, esos ya vendrán con el tiempo que viene de cambio, pero no conocimiento científicos con lo que tienen más o menos, pero lo que están haciendo es, con sus conocimientos científicos destruir el planeta Tierra. ¿Por qué las enfermedades abundan?, porque el mismo hombre ha creado todo lo que está destruyendo, el mismo hombre hizo pruebas con los virus que se han extendido en la Tierra, es el mismo hombre el que lo está haciendo. Ahora van a decir: ¡Bueno!, entonces, ¿qué piensa, que él no se va a contagiar? - ¡ah, no!, ellos son súper hombres, me imagino, en el caso que se venga una epidemia se ponen una escafandra y ya con eso van a librarla, pero ¿para qué?, ¿qué sentido tiene destruir a sus semejantes?, sentirse súper hombres únicos o creer que son algo especial, más bien, no se dan cuenta que tienen un ser oscuro montado encima dirigiéndolos, el mal quiere quedarse con la humanidad. Quiere desatar odios, rencores, muerte y una sofocación tal que ya no puedan ni respirar, el que está actuando es el mal dominando la mente de los hombres y los hombres encantados de la vida, bien vestidos, ¡ah, no!, tienen unos trajes carísimos, haciendo grandes reuniones en los que tienen todo tipo de alimentos nocivos, y sobre todas las cosas, todo tipo de bebidas alcohólicas y la droga, ¡no!, ya se volvió parte de su vida diaria. Entonces, ¿quiénes están ya dominando la Tierra?, ¿quiénes están dominando la humanidad?, ¿quiénes han esclavizado al ser humano?, los seres que hoy se sienten ya dueños de esta humanidad. Saben que estamos aquí, ¿por qué se burlan de nosotros?, porque dicen que nosotros no quitamos el libre albedrío, como no quitamos el libre albedrío pues ya nos llevan mucha ventaja. Ellos sí, ellos quieren esclavizar a la humanidad, llevársela toda a sus dominios, aumentar la cantidad de seres que tienen ya trabajando para el mal, millones y millones de esclavos que tiene este ser de muerte, es el causante principal de lo que sucede y la ignorancia total del hombre que cree que se divierte con el alcohol y las drogas. Pero la carne, como dicen: “¿Cómo creen que voy a dejar mi carne?”; pero ni siquiera se ponen a pensar en lo que representa esa vida que truncaron tan violentamente, que también esas almas piden clemencia y esas almas están ya unidas para decir: “¡Paren esto!” Sí, ya nos dijeron también, “¡por favor!, ya paren esto”, porque esas almas salen del cuerpo enojados, tristes y sobre todas las cosas, preocupadas, parece mentira, por lo que va a suceder con la humanidad.

Ellos no tienen enfermedades, ellos su alma está segura, ellos son inocencia, ellos no tienen por qué llorar lo que puede llorar el ser humano en este momento con su derrota. Entonces, están muy orgullosos de ser muy ricos y de tener millones, y que además ya no saben que inventar para quitarle a la gente lo que tiene; inventar: “Mira, no necesitan sufrir, te presto dinero, ¡claro!, vas a pagar algo que tiene que ser porque pues te preste dinero”; pero ni si quiera lo pidieron, se los dieron y luego los tienen atrapados como esclavos quitándoles lo poco que ganan porque se acaba el dinero y luego ya lo poco que ganan tienen que utilizarlo para pagar esos intereses. Saben de quiénes hablamos, hablamos de estos maravillosos bancos que tienen ahora en la Tierra, los usureros más impresionantemente grandes que hayamos visto, y creen que están inmunes a todo ataque, ¡ah, no!, pues claro, si el gobierno está de acuerdo, la policía está de acuerdo, todos están sumidos en ese tipo de mafia, es una mafia. Se disfrazan de que están ayudando y prestando dinero, es una mafia y nosotros vamos a acabar con eso, tenemos que hacerlo.

Por favor, ustedes simplemente lo más tranquilos posibles, déjenos a nosotros ya terminar nuestra labor. Ustedes hablen con el que se deje que pueda escuchar, díganle lo que tienen que hacer, si te salen con que: Yo no voy a dejar la carne porque me nutre. Pues sí, es muy bueno que se haya hecho el alimento creando “la morgue”, pues sí, la morgue de los animales, ya nada más falta que también vayan por los cadáveres de los humanos que también suceden cosas por el estilo. Que eso es lo que están comiendo, se están comiendo a un muerto, sacrificando con una injusticia terrible, con un dolor pavoroso y además acumulando oro con la muerte, todo eso tiene que acabarse. No digan: “¡Ay, Maestro!, pero si la pasas diciendo, que ya se va acabar, te la pasas diciendo que ya es el momento, te la pasas diciendo que estemos listos. ¡Mira!, nosotros estamos listos, ¡ay!, pero ya la angustia, tenemos que pagar, tenemos que comprar, tenemos que salir, tenemos que hacer, tenemos que soportar precisamente tener ese tipo de injusticias encima”. ¡Bueno!, ¿ustedes creen que venimos a jugar?, ya es el tiempo. Ya no son un cuarto para las 12, ya les dije en otra ocasión que eran 5 para las 12, y si les digo que es un minuto para las 12 y que tienen que estar totalmente preparados. Manden al olvido todas las preocupaciones que tienen. Que les quieren cobrar: mañana te pago; que te van a demandar: mañana te pago; que te puedo dar 10 pesos, ¡ya pagué!, es un abono; que te puedo dar 500 pesos, bueno, es otro abono, ya pagué, lo que puedo pagar. Nada más entreténganlos tantito, porque esto se viene ya y va a ser una oleada la que vamos a provocar y van a ver cómo se ven las naves, cómo se ve el cielo lleno de estrellas en la noche, así se va a ver a la luz del día. Se van a quedar atónitos: “¡No!, ya llegaron los invasores”. Recuerden que creen que son invasores, recuerden que ya todos se están preparando para la guerra contra los extraterrestres. Ya en los E.U tienen bombas especiales para atacar a las naves, los rusos dicen que pues como sea se tienen que defender, aunque saben que no tienen suficiente fuerza para enfrentar semejante poderío, pero como van a ver que disparan y desaparece el disparo y luego pueden desaparecer los aviones… por qué no. Van a decir: ¡Ah!, ya nos va a confesar que se llevó el avión. ¡No!, yo no les voy a confesar nada, pero sí nos los podemos llevar, pasarlos a otra dimensión, aleccionarlos perfectamente bien y regresarlo intactos… bueno, no tan intactos, les vamos a quitar la violencia que llevaban dentro, pero esto sí va a suceder ya. Así que no se sorprendan de todo lo que viene, y por favor, ya no estamos ni al 5 para las 12, estamos ya en un minuto para las 12. Prepárense, amanse, amanse así mismos, ámense porque son hijos de un creador, véanse como lo más grande, lo más maravilloso que pudo haber creado el Padre, su espíritu que es libre, libre eternamente para vivir, para creer, para crear y para participar en todo lo que representa la vida en el universo. No en un pequeño planetita convulsionado por la violencia, el dolor, la muerte, la enfermedad, ¡bueno!, ya más problemas no pueden tener. Se ve tan triste desde donde nosotros estamos todo lo que es esta humanidad, pero así vamos seleccionando: “¡Mira!, aquí hay uno bueno, aquí hay alguien más”; todos ellos van a ser los que después vamos a subir y van a llegar en una forma espectacular para avisarle a los seres humanos que ya se acabó el tiempo del dolor y de la muerte.

Prepárense, prepárense muy bien, por favor, ya no duden que estamos listos para darles lo prometido porque es justo que después de tanto empeño y tanto estudiar; bueno, vamos a ver qué tanto estudiaron, pero de tanto aprender y tratar de aprender y practicar a medias, porque no me lo practican bien, todavía se dejan llevar por el enojo, todavía hay gente que los sacan de sus casillas como dicen ustedes: “¡Ay, Maestro Alaniso!, cómo quieres que le tenga paciencia a este o a esta”, no, pues ustedes son primero, no el “este” o “esta” que les está haciendo daño, no es paciencia, es amor por sí mismos, es calma para sí mismos y es escucharse a sí mismos como seres que tienen ya un futuro maravilloso, un futuro más increíble que le vamos a dar a todo aquel que ame y respete la vida. Todos aquellos que están escuchando nuestro mensaje y que lo leen y que lo repasan, “que respeten la vida”, vida de todo ser que existe en la tierra y con todo nuestro amor les decimos: va a ser maravilloso para nosotros convertir a este planeta en un paraíso. Ya es el tiempo, no se angustien, ya van a vivir y van a conocer la gran realidad que nosotros les hemos preparado.

Mensaje después de la meditación:

Cuando ustedes están deseando conocer todos los secretos de todo lo que representa la viva que les rodea, quiero que piensen primero en conocerse a sí mismos. Quiero que estén lo más tranquilo posibles, quiero que se digan: por qué tengo tanta fe, tanta constancia que me gusta estar oyendo el mensaje, que me gusta prepararme, que me llena de ilusión el saber que hay alguien que está conmigo, aunque no lo veo, pero lo percibo o me hago la ilusión de que está conmigo. No, no es hacerse la ilusión, estamos realmente con todos ustedes. Entonces, lo más importante es entender que cada  mente forma sus propios sueños, o sus propias ideas, pero llegar a conocer profundamente qué es lo que sucede con algunas personas que dan un mensaje a través de algo tan difícil como son los estigmas, es un poquito complicado, mejor eso déjenlo para que después lo conozcan. Lo más maravilloso es entender que nuestro Maestro no le dio dolor a nadie, él, él se dio el dolor porque si no lo iban a olvidar, pero él tiene un poder tan fuerte de mente que no le preocupó que lo lastimaran, lo que sí le dolió mucho fue ver aquellos hombres a los que tanto les había dado, convertidos en bestias feroces gritando: “¡Mátenlo!” Sí sintió un gran dolor, pero el vio más allá de lo que ve un ser humano, el vio el futuro, el vio al hombre en guerra, el vio al hombre llorando, el vio la derrota tan terrible que había en esta Tierra y él puso todo su amor para que no lo olvidaran. A nosotros nos causó un gran dolor ver como se sacrificaba, pero el dolor físico desapareció, el dolor del espíritu es el que le queda de ver que no ha podido todavía ayudar al hombre a pensar, y no tienen por qué recordarlo crucificado, que lo recuerden con sus palabras, con su amor. Él cuando caminaba, y eso lo sigue haciendo, parece que está flotando, él siempre lleva una sonrisa, él siempre lleva paz, su mirada es única, maravillosa y vaya que es el poder más grande que nosotros conocemos después del Padre, pero él, ahorita, con nosotros, no anda diciendo: “¡Vean mis heridas!”, no, “Vamos a ayudar a estos seres humanos a pensar, que no sea en vano que intenté dejar un recuerdo mío, que no sea en vano que mi Madre vino con tanto amor a hablar con los hombres”, y que sigue haciéndolo, porque ella se sigue apareciendo, ella sigue haciendo todo su esfuerzo para que el ser humano recuerde que es hijo del Padre, y ella no busca veneración, sin embargo pues para nosotros es la energía de la Gran Madre.

Pero recuerden al Maestro como es, van a verlo pronto, vamos a quitarle el dolor, porque no nos gustó a nosotros verlo sufrir. Nosotros, cuando vimos aquella pasión, lloramos como nunca se ha llorado, nosotros tal vez no volvamos a llorar así porque nos sentimos impotentes, porque él no nos dejó actuar, porque él determino que así tenía que ser y esa fecha, esos días los recordamos con mucho dolor, pero queremos que tenga éxito su esfuerzo, queremos que el hombre ame, que el hombre crea, que el hombre se sienta hijo del Padre, que el hombre vuelva a ser como el Padre lo creó, que sea vida. Vean este mundo, da dolor verlo, por todos lados se están matando, han inventado todas las armas que pudieran imaginarse para destruir a sus semejantes, ya hasta un niño lo pueden armar, están imaginándose todo lo que pueden hacer para tener poder, ya ver como se extendió la droga, como se extendió la mafia tan terrible, porque la mafia son muchas cosas, se está adueñando de la paz del mundo, ver todo ello, pues a él le parece triste, pero como él dijo: “No me olvidaron” y ahora que se vean las naves, ahora que se vea el poder que tenemos, ahora que se vea como inundamos el planeta con nuestra luz van a cambiar, porque nosotros nos propusimos triunfar y que todos se sientan hijos del Padre y que todos se sientan iguales y que todos sepan que el Padre nunca tiene distinción para nadie, a todos nos ama por igual, a nosotros y a ustedes, a ustedes y a nosotros, estamos igual, así que no queremos tampoco apantallarlos con nuestra presencia, pero cuando nos vean les vamos a decir: Tú, amando, serás exactamente igual a nosotros porque este cuerpo se forma con la mente, con el espíritu, con la libertad, con el sueño y con la realización de cada uno.

Así que ustedes piensen nada más en el amor y en el amor que trae él ahora para que recuerden que él vino a ayudar al Padre a recuperar a sus hijos. Hasta ahorita, pues todavía como que no lo ha logrado y está perdiendo a muchos de sus hijos, pero el Padre sigue insistiendo: “Son mis hijos, denle la última oportunidad, háblenles, hagan que sueñen, hagan lo que crean, hagan que se impacten, hagan que suceda algo realmente”, él nos permitió todo lo que puedan hacer para impactar, no quiero perder a mis hijos, quiero verlos conmigo, quiero que sean parte de mí, quiero que vuelvan a mí, quiero que sean libres, que sean un sueño lo que se realiza. No se da por vencido, ni nosotros tampoco y ¿saben qué?, para nosotros, todos ustedes valen más de lo que se imaginan, porque nos escuchan y están sabiendo aprender, están aprendiendo a soñar y están creando vida para que dentro de su ser exista esa vida que nosotros les estamos dando. Así que a preparase muy bien que esto es ya, ya no vamos a hacerlos esperar mucho, porque si esperamos mucho nos revienta el planeta y luego qué hacemos para juntar un rompecabezas que van a salir volando piedras por todos lados, basura y el mar desahogándose, ¡no!, quedaría esto un desastre y, ¿a dónde juntamos y volvemos a formar el planeta?, mejor los salvamos antes de que se destruya, mejor les decimos al hombre, que ya deje de ser muerte y que se acuerde que un día fue creado por un Gran Padre que en todo momento está con todos sus hijos. Vamos a trabajar juntos y prepárense, porque este padre está deseoso de ver el triunfo que podemos tener para enseñar al hombre a amar y a cambiar y hacer vida.

Ahora, claro, ya saben que un criminal no se va a ir a la luz, pero que no se vaya a la oscuridad, no saben lo que es eso, ni se imaginan lo que es servirle al mal, ya tiene bastantes seguidores, ¿para qué?, para qué quieren sentirse que un día le están ofreciendo: Vamos a ser los dueños del Universo. La mentira más grande porque nadie puede quitarle al Padre lo que el Padre creó, pero el Padre no castiga, simplemente los deja ir a donde quieren estar hasta que algún día se arrepientan, por qué no, todo puede suceder, puede suceder que el mal tenga ganas de un día decir: Perdón Señor, me equivoqué. A lo mejor tarda muchos siglos, pero puede llegar a decirlo, ese es el sueño del Padre. Así que ustedes a trabajar mucho, que es el Padre está deseoso de verles a ustedes convertidos en ángeles que nos ayuden a dar este mensaje que tan solo es de esperanza para la humanidad.

Alaniso

Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 8 de agosto de 2014.

La meditación dictada este día, que es la número 662 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver sección “Eventos” – Lista de material.)

Transcripción: AHENA



domingo, 17 de agosto de 2014

Transmisiones de la semana: 18 - 24 Agosto 2014




Mensajes de antes y después de la meditación 661, dictada el día 2 de agosto de 2014.

Guardianes del Universo.

Mensajes de antes y después de la meditación 661,  dictada el día 2 de agosto de 2014.

Mensaje antes de la meditación:

Cuando nosotros vemos que por fin encontramos personas que tengan amor por todo lo que nosotros hemos dicho, cuando nosotros nos sentimos orgullosos de que por fin hay seres humanos que realmente puedan comprender todos y cada uno de nuestros mensajes, cuando nos damos cuenta de que no son muchos, pero podemos aumentar esa cifra, entonces podemos decirnos: sí hay esperanza de salvar a esta humanidad. Nosotros somos seres que tenemos mucho poder, pero no podemos imponer, no podemos quitar el libre albedrío, el Padre no nos permite darnos ese lujo de aparecer e imponernos. Cuánto nos han pedido: ¡por favor!, aparézcanse, los queremos ver, verían que todo ser humano nos escucharía y verían que nos harían las cosas más fáciles. Pero tristemente, para que el hombre se gane un lugar, vamos a decirlo así, un lugar en el cielo, un lugar en este planeta convertido en un lugar maravilloso, para que el ser humano se lo gane tiene que demostrar que realmente es un ser que piensa, que razona, que ama y que busca una verdad que después de encontrarla ya no la niega, que se siente orgulloso de darse cuenta que vivían en un error, pero los errores se corrigen. Hay errores que pueden pasar desapercibidos, pero hay errores que definitivamente que no pueden pasar desapercibidos cuando se trata de formar un mundo nuevo. Cómo íbamos nosotros a pensar que vamos a decirle al ser humano que no importa que todos los días este comiéndose un cadáver y le digamos “¡bravo!”, es un ser que realmente puede decirse que es ¿inteligente?, yo creo que si se da cuenta el ser humano de lo que representa ver a una persona comiéndose un cadáver, pues entonces diría: pues sí, creo que sí, nos hemos puesto en un papel muy bajo, muy, muy bajo ante los ojos de un Padre que nos ama tanto. Un Padre que creó la vida, un Padre que creó todo lo que existe, un Padre que creó la vida de los animalitos para que fuera nuestro placer convivir con ellos, para que pudiéramos disfrutar de todas las maravillas que él creó, un Padre que nos dio la mente, un Padre que nos dio un espíritu eterno, un Padre que nos dio la fuerza para ser por siempre parte de él. Yo creo que lo mejor que podríamos darle a él como agradecimiento a lo que nos dio, es ver que realmente estos hijos suyos saben pensar: pensar, amar, creer, crear y ser vida.

Ahora nosotros queremos que ya el hombre piense. Estamos trabajando intensamente, hemos desarrollado una cantidad de mensajes impresionante, cualquier persona que los ve… creo que dicen que hasta flojera les da buscar un título; pero a nosotros no nos dio flojera estarnos preparando  continuamente, sabiendo realmente qué puede recibir al hombre y qué podemos darle para que piense. Para nosotros enseñar al hombre a pensar nos ha sido tan complicado, porque cuando les decimos con toda calma que respeten la vida, tal parece que se lo dice uno a un muñeco tapado que no puede escuchar; porque a un animalito se le puede decir muchas cosas y puede aprender. Un animalito, vamos a suponer, el que tiene un perrito, lo pueden enseñar, pero no razona como el hombre, pero tiene unos sentidos maravillosos con los que puede darse cuenta qué está bien y qué está mal y puede darse cuenta qué es realmente el hecho de poder proteger sus crías o a él mismo, pero un animalito no está hecho para ser la evolución y la creación de todo lo que representa la vida que el Padre creó.

El Padre nos dio a todos nuestros sentidos, nos llamó hijos, nos entregó su luz, nos entregó todo lo que él poseía porque él quería que sus hijos fueran seres que realmente pudieran disfrutar de todo aquello que él formó. Para él pensar en sus hijos representa pensar en lo más grande y que lo diga cualquiera que sea padre o madre que sean normales, que sepan amar lo que se siente por un hijo, los sueños que se pueden tener hacia él, el deseo de que pueda ser evolución, el deseo de que pueda desarrollar sus sentidos para poder crear a su alrededor tan solo vida, de que pudiera formar un hogar en el que todo fuera paz y tranquilidad, y que cada cosa que hiciera estuviera orgulloso de sus actos, y que con cada acto se pudiera sentir cada vez más orgulloso de sí mismo, y que cada ser que realmente piensa, pudiera ser un ser que fuera creación en todo momento, por lo menos nosotros sí logramos todo ello y nosotros queremos que el ser de este mundo sea así. Nuestro sueño es cambiar al hombre, nuestra ilusión es decir al hombre que piense, nuestro deseo más grande es que el hombre vuelva a ser como el Padre lo creó, que el hombre vuelva a pensar. No piensa, porque si pensara no haría las atrocidades que está haciendo. Cuando nosotros vemos que se declaran la guerra nos sentimos totalmente dolidos de ver como se ha rebajado un ser que realmente piensa: matar a sus semejantes porque un señor por ahí encumbrado les dijo que “aquél era un enemigo”, porque tenía algo que deseaba tener este señor encumbrado para quitárselo. Matar, matar, matar, matar, derramar sangre, ¡que lloren los niños!, no importa, ¡que lloren las madres!, no importa, ¡que lloren y que se arrastren suplicando clemencia!, no importa, el poder es lo primero. Primero tiene que triunfar el poderoso, tiene que sentirse orgulloso de tener todo lo que se puede imaginar tener para sentirse superior a los demás; ¡no importa que existan lagrimas!, ¡no importa que existan enfermedades!, no importa  qué es lo que existe si unos pocos pueden sentirse superiores, o no será que esos pocos  que se sienten superiores están siendo tomados por el ser de la maldad para poder realmente adueñarse de la humanidad. Y los que le siguen no escuchan, porque si ellos escucharan, se negarían a matar en esa forma, se negarían a ir a la guerra, ¡claro!, dirían: van a ser castigados si no van a la guerra. ¡No!, si fueran todos y dijeran: Nosotros no tenemos nada en contra de aquel país, nosotros sabemos que si trabajamos honradamente vamos a vivir, y nosotros sabemos que si estudiamos y nos preparamos era para ser un ser que realmente pudiera ser útil. Pero tienen miedo, miedo de decirle a aquellos que dicen que son los superiores, que se niegan a matar. Todavía queremos que se nieguen a matar a los pobres e inocentes animalitos que nada les hicieron para que los pudieran poner en esos lugares tan sórdidos y terribles, donde los encierran y después los sacrifican cruelmente.

Bueno, queremos que el hombre piense, ustedes que nos escuchan, ¿creen que se pueda lograr esto?, ustedes que nos escuchan, ¿creen que se pueda lograr que una humanidad de varios millones de seres humanos pueda decir un día: Si nos equivocamos, estamos aprendiendo a pensar?, que puedan decir un día: ¡Señor!, estoy aprendiendo a conocerte; ¡Señor!, estoy entendiendo que pertenezco al Universo Infinito; ¡Señor!, estoy entendiendo que me diste la mente para crear, no para destruir, pero me diste la libertad para que yo pudiera estar orgulloso de todos mis actos; ¡Señor!, puedes estar orgulloso de mi porque aprendí a amar - eso es lo que esperamos que digan. Que volteen su mirada al cielo y que le digan al Padre: Padre, no te equivocaste al crear a tus hijos, no te equivocaste porque les diste tú luz para que pensaran, no te equivocaste porque tus hijos han aprendido a creer en sí mismos y a creer en tí amándose a sí mismos. Sí Señor, hay que pensar que se le puede decir: Sí Señor, estamos contigo y te amamos intensamente porque nos permitiste existir gracias a que tú existes.

Ahora quiero que me digan si realmente ¿puede uno desear algo así?, por qué no, todavía somos optimistas, todavía creemos que el hombre puede volver a pensar, todavía esperamos a que nos escuchen, pero esperamos no fracasar en esta difícil misión. Pero si nos ven van a correr, si ven las naves van a decir que las naves son para conquistar o para atacar, si ven el movimiento que vamos a hacer van a creer que somos como es el hombre y no se dan cuenta que en el Universo Infinito solo hay vida. La muerte está aquí y está en el lugar oscuro donde pertenece este ser de muerte porque solamente tiene una pequeña galaxia que es suya, pero no tiene el universo, ni tiene todos los planetas que rodean a este planeta, ni tiene a los demás seres que habitan en otros mundos, no los ha podido conquistar porque se han sabido defender, porque nos han escuchado y han estado con nosotros. Entonces quiero que le digan al Padre: Señor, no te equivocaste, somos tus hijos y como tus hijos vamos a saber crear. Eso espero que digan. Sigamos entonces con la meditación, pensemos con mucho amor en ese Padre que en todo momento está con sus hijos y no quiere perderlos.

Mensaje después de la meditación:

Voy a pedirles, pero a pedirles con todo mi amor, que me digan si están dispuestos a luchar por el triunfo de esta misión; voy a pedirles, pero les voy a pedir como nunca que se den cuenta del compromiso que han adquirido, que no se hagan para atrás, que como dicen ustedes, que no renuncien, son pocos  los que tenemos y con esos pocos queremos triunfar. No son muchos, el mal ataca, el mal quiere hacerlos flaquear, el mal quiere atacarlos de modo que no puedan tener toda la fuerza para poder triunfar, el mal no quiere perderlos, también están en la mira de los seres de la oscuridad, también quieren atraparlos, no se dejen intimidar, que no les digan que están locos porque ya no comen carne, que sepan siempre contestar con una sonrisa. Hay personas que todavía no están totalmente dentro de este mensaje y ya lo hacen, ustedes han visto que hay una persona que dice: “A mucha honra defiendo a los animales”. Así que los quiero ver contestar así: “Que estás loco”, -“No, a mucha honra se respetar la vida”. Por favor, no se dejen intimidar, no permitan que los apabullen con su forma de pensar en la que se sienten que ellos sí están bien, ¡ah!, porque ellos sí se divierten: “Vamos a tomar, vamos a devorar cadáveres, vamos a sentirnos que somos los reyes de la creación”, y los quieren ver como seres inferiores porque no van a disfrutar de la vida. No, no lo olviden, están azuzados por los seres de la oscuridad, porque aquél que les diga: “Yo no puedo dejar la carne”, es porque tiene un ser oscuro que le dice: “No vayas a dejarme, yo soy tu fuerza, yo te voy a ser poderoso, yo soy quién tiene tú voluntad para hacerte grande”. ¡Sí!, que grandes, muy grandes, destruyendo su energía, destruyendo su luz, destruyendo su cuerpo, destruyendo todo lo que son.

Bueno, entonces yo quisiera pedirles que nos digan si están ya dispuestos a iniciar este camino porque vamos a empezar a subirlos, pero recuerden que estamos observando todos sus pensamientos, todos sus sentimientos, todo lo que son, estamos formando “súper hombres”, estamos formándolos para que puedan ser como nosotros deseamos, iguales a nosotros, porque nosotros creemos que fuimos buenos Maestros y que en la selección no nos equivocamos. Por ello, aquellos que escuchen este mensaje, díganos que ya pueden ser como nosotros les pedimos, que podemos subirlos, que pueden ya sentirse fuertes y no se van a ensoberbecer, no se van a sentir que: “¡Ay! yo ya, me tocó, entonces yo ya soy más que quien nos enseñó este camino”. No, por favor, sencillez absoluta, calma en todo momento, amor por todo lo que le rodea, que no lo saquen de su equilibrio nadie, nadie, así sea la persona que los esté intimidando o así sea una persona que quieran mucho y se empieza a burlar de ustedes: “¡Ay!, que ridículo te vez que no comes carne y no te puedes divertir ni un  día”. Que no los intimiden, ustedes díganles: A mucha honra, y sabes algo, yo te quiero mucho y espero que un día lo entiendas por tú bien.

Entonces piensen, vamos a darles todo lo que nos pidan, vamos a convertirlos en seres como nosotros, vamos a darles poder, pero en la medida en la que sepamos que lo pueden utilizar para ayudar a sus semejantes, porque si no extendemos la luz y no ayudamos a tantos enfermos y no podemos decirle al hombre que tiene esperanza dentro de lo que representa su caída dolorosa en una enfermedad que no pueden curar, entonces no podemos. Porque hay quién dice: “¡Ay, yo quiero curar!”, pero dentro del “yo quiero curar”, hay su vanidad: “No, yo sí, voy a poner mis manos mágicas y voy a levantar a un enfermo”, no, “Voy a darle esperanza, voy a darle la luz que me están dando, la luz que me dio mi Padre y no por ello me voy a sentir que yo ya soy superior, ni soy único, simplemente soy alguien que aprendió a amar”. Por ello estamos pendientes de todos ustedes, estamos pendientes de todo lo que hagan y de todo lo que piensen, no se nos va uno solo de sus pensamientos, los tenemos perfectamente bien clasificados, son parte de nosotros, así que, con cuidado, con cuidado, porque los amamos tanto que queremos que sean nuestro equipo más importante. Por ello, desde el lugar en el que estén, ya sea que pueden ir a Tepoztlán que está en otra ciudad y ahora que estábamos aquí en el vecino país del Norte, en los EE.UU. y vemos con cuánto amor están escuchándonos, podemos decir: Bendito sea el Padre, que nos permitió ver que existen seres que nos escuchan y que podemos sentirnos triunfadores con ellos.

Así que siéntanse orgullosos porque son parte de una gran misión que nosotros hemos formado para el bien de esta humanidad, para el bien de todo lo que representa la vida que el Padre creó y para volver a convertir este planeta en un paraíso. Esperemos que sean con muchos seres humanos, así que los que nos escuchan, no han claudicado cuando algo falló o que ya vimos cuántos claudicaron y siguen seguros de lo que hacen, a prepararse muy bien porque ya llegó el tiempo y la fecha de iniciar todo lo que teníamos planeado para ustedes y para la humanidad. Ya estamos dentro del tiempo y nosotros estamos seguros de que vamos a contar con quienes hoy nos escuchan y nos siguen. Gracias por ser personas que desearon participar en esta difícil misión, ¡difícil!, no les digo que es fácil, ustedes han oído a sus parientes y a sus semejantes cómo se ríen de que creen en algo, ya les dicen que están en otra religión y no se dan cuenta que todo lo que están transmitiendo es amor.

Por ello, ¿difícil la misión?, sí, pero nos sentimos orgullosos porque van a ser parte de nosotros; los vamos a convertir en seres como somos nosotros para que conozcan realmente lo que es vivir en la felicidad de estar en nuestros mundos. Ayúdenos y prepárense, nada de vanidad, nada de superioridad, nada de que “Yo voy a ser mejor”. No, todos van a ser lo mejor para que esta misión se cumpla. Prepárense que este Padre lleno de amor quiere decirles gracias por haberlo escuchado, por haber trabajado intensamente en ayudarle en esto que representa el devolverle a sus hijos, esos hijos que ama tanto y que no quiere perderlos.

Alaniso

Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 2 de agosto de 2014.

La meditación dictada este día, que es la número 661 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver sección “Eventos” – Lista de material.)

Transcripción: AHENA




sábado, 16 de agosto de 2014

Mensajes de antes y después de la meditación 660, dictada el día 1 de agosto de 2014.

Guardianes del Universo.

Mensajes de antes y después de la meditación 660, dictada el día 1 de agosto de 2014.

Mensaje antes de la meditación:

Veo que este momento para ustedes, es muy importante. Recibir un mensaje directamente en este país en el que no se están dando directamente los mensajes; pero lo primero que tienen que entender es que ya estamos en el último tiempo. Yo sé, es desesperante que les diga yo: “Ya poquito”, “Ya merito”, “Ya un poquitito de tiempo”. No volvemos a dar una sola fecha porque recuerden lo que sucedió el 21 de diciembre, que simplemente estábamos avisando que era un cambio de Era y que ya viene el cambio definitivo. El planeta está a punto de estallar, así que si creen que no tenemos prisa, pues entonces díganoslo. Tal parece que está tranquilo, tal parece que ven las ciudades más o menos en una forma en la que están de pie, tal parece que no pasó nada y tal parece que está sucediendo. Le hicieron tanto daño al planeta que nosotros somos los que estamos viendo cómo lo más profundo de los volcanes, lo más profundo de la Tierra, se está abriendo grietas enormes y en un momento determinado podría abrirse de tal forma que se tragaría ciudades enteras, sería peor que su película del 2012. Y eso no va a suceder porque para eso estamos aquí, para evitar un fin del mundo, pero sí tenemos que hacer algo muy espectacular.

Ustedes saben que el hombre tiene sus  ideas y se supone que los ángeles no tienen naves, entonces todas las naves son de extraterrestres que vienen a invadir y que además los extraterrestres todos son malos, malos, malos, y los buenos, bueno, deben de estar en la Tierra. Por ello es que les digo: no se angustien ya; les vamos a dar la señal en el momento en el que tienen que empezar ya a trabajar. En sus habitaciones se va a ver luz y nosotros vamos a estar ya presentes para poder empezar a subirlos a una nave, a darles indicaciones y a que reciban la recompensa por haber sido fieles y firmes en nuestro mensaje. Este mensaje naturalmente que deseo que lo escuchen todos los que no han podido venir, que también es en Tepoztlán, pero tienen que estar conscientes de que sabemos quiénes están meditando, sabemos quiénes han entendido de corazón este mensaje tan importante que es el hecho de no destruir la vida de este planeta, por ejemplo, decirles que no consuman muerte, pues la gente es muy difícil para pensar que va a dejar sus malos hábitos y saben que ustedes han estado batallando, como dicen, para quitarles esa idea. Por ello es que sí tenemos que hacer algo que realmente impacte, que realmente haga que corra la gente, que realmente hagan que se asusten; pues sí, ya le pedimos permiso al Padre, tenemos que impactar si no vamos a seguir igual y vamos a seguir viendo cómo los seres humanos, todos los días, hacen una matanza espantosa de seres que deberían de estar vivos, deberían de estar en el campo, deberían de ser libres y el hombre lo privó no solo de su libertad, sino que además los convirtió en… pues en la basura que se comen.

Por ello nosotros les decimos: sí estamos ya en el último tiempo. No hay un 21 de diciembre porque imagínense, volvemos a poner 21 de diciembre van a ver, no… además recuerden que el calendario nuestro y el de ustedes es muy diferente, pero sí estamos ya listos para hacer el movimiento, y quiero que estén alertas, que no duden, que no se engañen diciendo: “Yo creo que no va a pasar nada, mejor sigo mi vida como si nada”; ustedes sigan su vida, eso no les estoy diciendo que la cambien ahorita, en su momento van a tener que cambiarla porque ya van a estar siendo preparados por nosotros y en su  momento al vernos, al estar ustedes ya presentes ante nuestra presencia, entonces van a poder recibir las indicaciones de lo que tienen que hacer. Pero no lo olviden, son muchos los que están escuchando porque se interesan en Radio Ahena, se interesan en la forma en la que llega el mensaje, entonces les estoy avisando: ya es un último aviso, es un último tiempo. Primero se escucharan motores de las naves, después empezaran a ver muchas naves en el cielo y después también se verá cómo mucha gente la vamos subiendo, entonces van a empezar con que es el “arrebato”, como le llamaron en la Biblia. No, es simplemente que se les lleva para darles la fuerza para que puedan ayudarnos en esta difícil misión. Difícil porque al hombre no le gusta pensar, no le gusta creer, no le gusta amar y además tiene sus religiones como algo que es lo único que pueden escuchar.

Entonces yo les pido: tranquilos, estudiando, meditando todos los días y trabajando mucho con sus emociones, porque esas emociones casi siempre andan por los suelos, porque no falta quién los haga enojar en su casa, en el trabajo, en la calle, no falta quién esté siendo azuzado por las energías de la oscuridad para que ustedes pierdan la paz. Entonces, piensen, no es la persona, es un ser que está tratando de quitarle su tranquilidad, por ello no la pierdan, ustedes volteen a ver a la persona que está tratando de hacerles daño y no le digan nada en el momento en el que esté enojado, pero tranquilos, ya que se le haya pasado, pueden hablar con esa persona o si es una persona extraña, que sea en la calle o en el trabajo, pues simplemente habrá un momento en el que puedan ayudarlo un poco. Pero por lo pronto, el control de sus emociones es muy importante, porque si los subimos y están en desequilibrio, entonces sería un caos porque no pueden subir así; tienen que estar tranquilos para que puedan subir a las naves y podamos nosotros llevarlos a vivir lo más increíble de las aventuras que les vamos a dar. Pero recuerden, tenemos que dar el mensaje, se tiene que escuchar el mensaje, no estamos jugando, estamos hablando de algo muy serio que es recuperar esta humanidad porque el Padre no quiere perder a sus hijos. Sus hijos son los que se olvidaron de que son hijos del Padre porque se comportan como salvajes, como niños mal creados, como seres que dicen que todo lo saben y no saben nada, andan picoteando a ver quién les cuenta también otra historia y no se dan cuenta que si hemos puesto una verdad absoluta, tienen que estar tranquilos y llevarla a cabo porque nosotros ya estamos listos y queremos que esta humanidad tenga la oportunidad de vivir el cambio y de pasar a otra dimensión.

Mensaje después de la meditación:

Para haber realizado todo este sueño que se les acaba de contar, tienen que estar ustedes totalmente tranquilos. Yo sé, yo sé que son impacientes, yo sé que mucho les hemos dicho que sienten ya esa necesidad de recuperar su fe, su esperanza, de que todo lo que les hemos dicho va a suceder. Porque muchas veces hasta los hijos de los papás que están tan entregados dicen: “Yo no quisiera ver a mi papá desilusionado”, o se ponen a pensar: “Yo no quisiera que viera cómo se desilusionan ellos que están tan entusiasmados”, “Yo no quisiera verlos sufrir”; entonces eso significa que tienen buenos sentimientos y están deseando lo mejor para las personas que están tan interesadas en seguir hacia delante. Y aquellos que se fueron, bueno, regresaran; aquellos que volvieron a comer carne, se arrepentirán; aquellos que dijeron: “Yo ya no creía en nada”, ahora resulta que siempre sí, entonces, “¡perdón, perdón, no lo vuelvo hacer!”; pero no demostraron que entendieron el mensaje, porque una cosa es esperar un premio y otra cosa es hacer por amor lo que les pedimos.

El respeto a la vida es muy, muy importante, no es simplemente el hecho de que tenían que recibir un premio al final de todo esto, un planeta reconstruido, un lugar maravilloso en donde se va a poder vivir, el simple hecho de respetar la vida y de hacer que los animalitos tengan de nuevo un lugar donde vivir. Por ello, aquellas personas que están haciendo videos y que están promoviendo el respeto a los animalitos, van a recibir también un hermoso premio que les vamos a dar, porque naturalmente van a saber que estamos con ellos. Es increíble ver a algunos, hasta se enojan y protestan, y piden que se respeten esos seres, esos seres que en ningún momento le hicieron daño a ningún ser humano, pero por ello nosotros estamos listos. Y no se preocupen, sí es real lo que les hemos dicho y sí está por iniciarse ese movimiento maravilloso en el que ustedes van a conocer totalmente qué es la felicidad.

Alaniso

Mensaje recibido por Sara A. Otero Platas G. a través de Telepatía Extrasensorial. 1 de agosto de 2014.

La meditación dictada este día, que es la número 660 en la lista de meditaciones, se puede adquirir en Audio CD desde Tepoztlán, Morelos, México. www.guardianesdeluniverso.com (Ver sección “Eventos” – Lista de material.)

Transcripción: AHENA